En España Airbnb inspira o Barcelona se expira!

¿Barcelona Inspira o se expira?

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena es consiente de que el turismo para Madrid es un motor económico muy importante, y además añade que “tiene que haber equilibrio”. Es por ello que ha decidido iniciar un plan que permita a 90 días el alquiler de pisos sin licencia, siempre y cuando se aplique una tasa a cada propietario, y señala que quién desee extender el limite deberá disponer de una licencia legal.

Acciones como estas son las que sin duda buscan actuar a favor de políticas de turismo sostenible, y claramente pensando en el bien de sus ciudadanos. La proliferación de los pisos turísticos como consecuencia a llevado a la subida de los alquileres, lo cual empuja a los residencia a irse a las afueras de la ciudad. Sin embargo ante tal problema de gentrificación el Ayuntamiento de Madrid trabaja en la regulación de las viviendas turísticas. Esta claro que ante políticas como estas se debe incrementar el control para detectar si el propietario de la vivienda realmente residen en él o se trata de un especulador turístico. Pero por el momento el ayuntamiento de Madrid asegura que se descartar sanciones.

Hechos como estos son a los que le llamamos “regular de forma razonable”

Por nuestra parte Ole Madrid y Ole a Carmena, alcaldesa de Madrid, quién no solo es consiente de la problemática que esta viviendo el turismo en España, sino que también tiene claro la necesidad de la regulación del Share Home en España.

Actualmente ciudades como Lisboa, Ámsterdam, París, Londres y Milán son algunas de las cuales ya tienen han visto con claridad la importancia de regular el Home Sharing y contribuir a la economía colaborativa en la que ya vivimos. Lastimosamente aunque en España aun no se existe una normativa especifica que regule la dicha actividad de compartir la vivienda con viajeros, sabemos que vamos por buen camino.

El ayuntamiento de Barcelona debería tomar nota de actos como los anteriores y dar un paso al frente hacia el completo desarrollo de un modelo turístico sostenible y transparente, adaptado a la realidad social en la que nos encontramos. Para nadie es un secreto que el turismo es un factor económico primordial para el continuo crecimiento de la capital y que se debe regular por el bienestar de la misma ciudad. Sin embargo debe haber un equilibrio entre el sector hotelero, pisos turísticos con licencia y entre aquellos ciudadanos que por necesidad o placer cultural desean ser parte de un turismo sostenible y responsable.